México

Mazateco de Jalapa de Díaz
(Código maj de la ISO 639-3)

bordado de un pájaro

 

El mazateco de Jalapa de Díaz se habla en trece pueblos ubicados en los estados de Oaxaca y Veracruz. En Oaxaca, las comunidades que hablan esta variante del mazateco se encuentran al norte del estado, en la sierra Mazateca.

Mapa: Ubicación del area del habla mazateca
Mapa: Ubicación de Jalapa de Díaz

Según el censo del INEGI del año 2000, la población indígena de Jalapa de Díaz estaba constituida por 18 493 personas. El nombre del pueblo en mazateco es Ntájxo, que quiere decir 'agua de arena'. El nombre del idioma es Én Ntájxo, que quiere decir 'lengua de Jalapa'. Según el contexto, la palabra “én” puede referirse a una palabra, una lengua o un mensaje.

 

El centro de Jalapa de Díaz
El centro de Jalapa de Díaz

 

Mercado de domingos en Jalapa
Domingo de mercado en Jalapa
Cerro Rabón
Jalapa se encuentra al pie del Cerro Rabón

El mazateco es una lengua tonal. Gracias a esta característica, las personas que hablan el mazateco pueden comunicarse a grandes distancias por medio de silbidos. Generalmente, los hombres son quienes silban para comunicarse a distancia mientras están en el campo. Las mujeres que se dedican más a las labores dentro del hogar no tienen desarrollado este hábito pues su trabajo no lo requiere. En cambio, las mujeres que trabajan más en el campo o las que se relacionan con muchas personas, sí pueden comunicarse silbando, pero solo lo básico, por ejemplo: los nombres, llamar a alguien, responder “sí” o “no”. En general, el silbar tiene que ver con el gusto de querer hacerlo.

Comúnmente, se silba para comunicar algo a un amigo, conocido o pariente. Es una manera informal de comunicarse con la gente; a alguien que se le respeta mucho no se le silba. Lo que normalmente se comunica al silbar son frases u oraciones cortas y sencillas, por ejemplo: negar o afirmar algo, nombres o para llamar la atención de alguien. No se podría discutir o decir oraciones complejas al silbar ya que podría haber confusiones. Los silbidos funcionan bien para contestar o llamar a una persona cuando no se le quiere molestar haciéndola salir de su casa o haciendo que se levante de su hamaca o petate. Para llamar a alguien o dar un aviso, es mejor silbar que gritar. Si el gritar no es bien visto, entonces se sustituye por los silbidos.

Huipil hecho en Jalapa, con rebozo
Huipil y rebozo hecho en Jalapa


 Una antigua actividad artesanal muy importante de Jalapa de Díaz es la elaboración de huipiles. Anteriormente, todas las mujeres usaban uno de los dos estilos: el huipil de encaje, que en mazateco se dice ts'ú xu'ba, o el huipil de bordado, que se dice ts'ú chjine. Ahora solo lo usan las personas mayores y algunas mujeres entre los cuarenta y cincuenta años. Algunas mujeres usan los dos estilos, mientras que otras prefieren solo uno. El huipil no indica una posición social. Según los materiales utilizados, el precio puede variar de trescientos hasta mil quinientos pesos. Lo más costoso es el encaje con que se adorna. Los huipiles de Huautla, Ixcatlán y Ayautla son distintos a los de Jalapa.

 

--Felix Ventura Lucio, Terry y Judith Schram

 


Publicaciones disponibles en este sitio

Referencias

Én Cháha Ntáxjo. 2008. 2nd ed.

Ventura Lucio, Felix. 2006. “La situación sociolingüística de la lengua mazateca de Jalapa de Díaz en 2006”. in Stephen A. Marlett (ed.) Situaciones sociolingüísticas de lenguas amerindias. Lima: SIL International and Universidad Ricardo Palma.

Kirk, Paul L. 1970. “Dialect intelligibility testing: The Mazatec study.”