México

Familia chinanteca
chinanteco

tejido chinanteco (detalle)

 

Las lenguas chinantecas, que componen una de las familias de lenguas en el tronco otomangue, se hablan en la parte noreste del estado de Oaxaca (principalmente en los distritos de Ixtlán de Juárez, Tuxtepec y Choapan). En parte, debido al terreno montañoso en esta región, existen aproximadamente 14 variedades del chinanteco (no mutuamente inteligibles). Algunas variedades cuentan con más de 10 mil hablantes, pero la mayoría tiene menos. Las variantes más grandes tienen 20 o más pueblos y las más pequeñas sólo dos o tres.

Mapa de Méxicodonde se hablan las lenguas chinantecas

El chinanteco todavía es la lengua dominante en la mayoría de las comunidades que tradicionalmente lo han hablado, aun entre los niños. No obstante, en algunos pueblos cercanos a las carreteras es más común el español, y debido al pequeño número de hablantes en estos pueblos, estas variedades están en riesgo.

La mayoría de los chinantecos son agricultores; cultivan maíz y frijol para su propio consumo. Por medio de la asistencia del gobierno, muchos usan fertilizantes y semillas híbridas en algunos lugares. También venden café, madera y chiles en cantidades significantes. Igualmente aguacates, cacao, duraznos, tabaco y vainilla se cultivan en algunas partes de la región chinanteca. También, hay industrias en el hogar, que producen artesanías como las vasijas de barro, las canastas y los petates (esteras de palma).

En la mayoría de los pueblos, ninguno o pocos habitantes se visten todavía con la ropa tradicional. Desde tiempos coloniales los hombres llevaban camisas y pantalones blancos. Las mujeres llevaban un huipil (un vestido corto, que llega a la rodilla, llevado sobre una falda) cuyo diseño variaba de un pueblo a otro (bordado o tejido, blanco o teñido). En la mayoría de los pueblos donde las mujeres todavía elaboran este vestido tradicional, lo usan principalmente en ocasiones especiales; también lo venden a turistas.

La palabra que los chinantecos usan para referirse a sí mismos parece significar ‘gente común’ y la palabra para su lengua significa ‘palabras comunes’. En contraste, la palabra que significa ‘lengua española’ parece derivarse de una expresión que significa ‘palabras saladas’ o ‘palabras más altas’ (pero estas traducciones son tentativas).

Igual que las otras lenguas otomangues, las lenguas chinantecas son tonales; es decir, el tono con que se pronuncia una palabra es de tanta importancia que al cambiarlo puede también cambiar el significado de la palabra a otro completamente distinto. Los tonos en el verbo son señales importantes de la persona, el número y el tiempo/aspecto; se combinan en patrones complejos con prefijos y sufijos, y con cambios en las vocales y las consonantes, para producir las más o menos 13 formas de cada verbo. Los verbos de movimiento se distinguen no sólo en la dirección con respecto al hablante sino también en la dirección con respecto al “hogar” de una persona u objeto.

La mayoría de las raíces son monosilábicas y las palabras tienden a no exhibir consonantes finales. (Algunas lenguas chinantecas permiten más consonantes finales que otras, pero en todas las variedades hay restricciones sobre cuales consonantes pueden ocurrir en posición final.) Como resultado, los préstamos del español frecuentemente se incorporan en estos idiomas sin consonantes finales, se reducen a una o dos sílabas y reciben un patrón de tonos parecido a otras palabras chinantecas.

Como en la mayoría de los otros idiomas otomangues, el verbo normalmente está al principio de una cláusula, y luego el sujeto y el complemento. Poseedores, adjetivos demostrativos y oraciones de relativo siguen al núcleo de la frase nominal, mientras que los números lo preceden. Hay relativamente pocas preposiciones; en su lugar, los sustantivos poseídos expresan muchas relaciones que en otras lenguas son expresadas con preposiciones.

 


Publicaciones especiales

Publicaciones importantes por SIL International y otros editores

Recursos en variedades específicas en esta familia

Para más información